TRIBUNA CALIENTE

viernes, 23 de febrero de 2007

$>MELANIO PORTO, LA BIBLIA DEL BÉISBOL Y EL BOXEO

Imagen

TRES EN UNO …

CAPÍTULO 49: MELANIO PORTO, LA BIBLIA DEL BÉISBOL Y EL BOXEO

Este blog es de fútbol pero a la hora de contar la historia de la radio deportiva en Colombia no se puede pasar por alto a una figura de la talla de Melanio Porto Ariza (q.e.p.d.) Hoy la sección “Tres en uno” presenta los perfiles elaborados por Óscar Restrepo Pérez (Miami) y Giovanny Garcia Castaño (Madrid). G.G., Madrid, España [garciagiovanny@hotmail.com].



Oscar Restrepo, O.R., Miami [oscartrapito@yahoo.com]. Si en el ciclismo hubo una biblia, Julio Arrastía, en el béisbol y en el boxeo, se podría decir lo mismo de Melanio Porto Ariza, Meporto, su nombre comercial en la radio y en los medios escritos, donde brilló con luz propia. Periodista de 24 horas, voz agradable y sentenciante. Un periodista que le rehuyó a otras disciplinas, para concentrarse solamente en esos temas. Defensor a ultranza de todo lo que hacía su departamento, Bolívar, y su ciudad, Cartagena. Generó, a través de sus posiciones, unas inolvidables polémicas, con el resto de la Costa Caribe, incluida por supuesto Barranquilla, a la que fustigaba por el centralismo. Meporto, al margen de periodista, también tuvo tiempo de compartir otras actividades en la dilatada profesión que amasó por más de 50 años.

O.R. Era amante de los toros y de los gallos. No se perdía las peleas en la gallera de Cartagena, o en la ciudad donde estuviera. Eran su pasión escondida. Meporto dejó parte de sus éxitos económicos en apuestas cruzadas, con especialistas de la materia. Algunos amigos nos comentaron que luego del boxeo, el béisbol y los gallos, profundizó mucho sobre toros. Le encantaba la fiesta brava. Curiosamente, los deportes o actividades, descontado el béisbol, donde había sangre: toros, gallos, boxeo. Ese fue el ritual de siempre para este hombre que nació un 17 de abril de 1924, es decir, que si viviera estaría por cumplir 83 años. No supe nunca si terminó el bachillerato, si fue a la Universidad, pero de lo que si ando seguro, es que Meporto, siempre leyó. Se instruyó en la academia de la vida, la que sirve para siempre.

O.R: Sus actividades sumadas, en radio, casi todo el tiempo entre Caracol, y algunas emisoras independientes de Cartagena, de la que no salió nunca. En medios escritos estuvo a partir de 1941 en el Diario de la Costa, desde los 17 años. Luego saltó almicrófono en Emisoras Fuentes, en 1942, donde se hizo más popular que nadie con su espacio diario de Aquí los Deportes, que sostuvo hasta el día de su muerte. Meporto conformó una de las llaves más poderosas con el buenazo de Napoleón Perea Castro. Fueron dos fenómenos en esos deportes, cuando Colombia producía resultados y tenía trascendencia mundial. Ellos, sobre todo Meporto, pudo viajar al lado de Rocky Valdés, en el momento del esplendor, porque era como el padre adoptivo del Rocky. Le tocó estar en Montecarlo, en Nueva Caledonia. Allí donde había una pelea de Valdés, estaba Melanio, con su acostumbrado olfato periodístico. Con sus frases que sentenciaban a todos y a todo. Por ello, nadie, asi se haya marchado, le podrá negar su importancia mediática en los años 70 y 80.

CAPÍTULO 49: MELANIO PORTO, LA BIBLIA DEL BÉISBOL Y EL BOXEO


No exagero al decir con sobradas razones, que Melanio Porto Ariza, cartagenero y fallecido hace unos años para desgracia del periodismo colombiano, ha sido el más completo y técnico comentarista de boxeo y béisbol en la radio del mundo. Melanio, apodado Meporto como se le conoció en sus escritos en los principales diarios del país, fue de esos periodistas veteranos que hizo de todo: escribió, comentó en radio y televisión, fue manager y representante de boxeadores, y todo lo hizo bien, y fue el más conocedor de estos deportes costeños y caribeños que dio Colombia. Jamás le gustó el futbol y creo que nunca fue a trasmitir o compartir una trasmsión en ninguna cadena: hablaba de un deporte en calzoncillos y sin razón de correr detrás de un balón.

DE CARTAGENA

G.G. Completo, didáctico,profundo, buen analista y excelente comentarista y por sobre todo un gran conversador con un idioma fluido y respetuoso del castellano así prevaleciera su acento costeño, lo hicieron imbatible dentro de los micrófonos. Podía tener al narrador que quisiera y siempre era escuchado y respetado: comenzó en prensa y se destacó en su juventud con el grupo literario de García Márquez, Juan Gossaín, entre otros amigos personales pero su inclinación al deporte lo hicieron más famoso en los campos que en las aulas o los despachos literarios. Nació en Cartagena de Indias el 17 de noviembre de 1924. Falleció hace varios años un 12 de Noviembre. Fue el más popular de los periodistas costeños.

EN PRENSA

G.G. Comenzó en prensa en el 41 en el Diario de la Costa y luego en radio comenzó en 1942 en Emisora Fuentes. En el 45 fundó su programa “Aqui los deportes”, que popularizó por siempre. Escribió tres libros: Album del Mundial de Béisbol de 1945, Rodrigo Valdéz el rey del Ring y “El periodista sin periódico”, como se autoproclamó pues siempre se sintió periodista antes que directivo o comerciante del deporte. Melanio fue franco, sincero y por encima de todo buena gente: gordo bonachón como llamaban sus amigos de siempre, popularizó la “guayabera” en los medios de Colombia pues fue su traje preferido siempre y nunca le vi de corbata. Nos dejó por una enfermedad que lo fue consumiendo, pero de él siempre recordaré lo amable y simpático que fue conmigo y con quienes tuvimos el gusto de compartir alguna transmisión ademas de su exagerado cumplimiento en las trasmisiones aunque llegaba solo para los eventos especiales o para los momentos más notables, como cuando iba a empezar el partido o las peleas.

CON PAMBELÉ

G.G. Sabio de sabios en sus deportes costeños y además en gallos y toros pues llegó a comentar estas disciplinas que eran como su hobby en las emisoras donde trabajó: estuvo en todas las cadenas pero donde surgió con fuerza fue en comienzos de los 70 con Édgar Perea en Todelar y luego se fueron a Caracol para seguir trasmitiendo las grandes veladas mundialistas de boxeo de nuestros campeones como Kid Pambelé. Allí se hizo conocer nacional e internacionalmente y hay que decirlo: se sobró. Fue y será por ahora insuperable por todo lo que hizo y dijo. Meporto está en el palco del Cielo viendo como estos deportes en Colombia se acaban y como nuestros deportistas a los que tanto cuidó y aconsejó ya no viven para el deporte sino para otras cosas y cada vez tenemos menos renombre en lo que tanto amó….

DE LAS POLÉMICAS

Oscar Restrepo, O.R., Miami [oscartrapito@yahoo.com].

Recuerdo unas polémicas poderosas con gente de Barranquilla como Édgar Perea y Mike Schmulson, quienes a propósito, defendían a ultranza el fútbol, ya que en Cartagena, no había cuadro profesional. Melanio ridiculizaba el fútbol, lo hacía con un menosprecio insolente. Pero era su forma de ser. No sé que hubiera dicho hoy Meporto, con lo que logró recientemente el Real Cartagena. ¿Habría cambiado de actitud frente al más popular deporte del mundo? Bueno, esa respuesta jamás la conoceremos porque Melanio hace ya unos años se marchó. Y fue curiosamente celebrando unas fiestas de Cartagena, perdió una larga batalla con una enfermedad un 12 de noviembre, un día despuÉs de la elección de la Reina Nacional. Ah, me olvidaba, tambien Meporto escribió sobre las soberanas y las fiestas novembrinas. Creo que alcanzó a ser maestro de ceremonias de varios de esos certámenes.

O.R. Con Meporto, se fue una larga historia de la radio y el periodismo de Cartagena, aunque hay gente valiosa que compartió con él, como el mencionado Napoleón Perea, Carmelo Hernández Palencia, Luis Alberto Payares, Antonio Andraus Burgos, hoy retirado en Bogotá, Marcos Pérez, que salió de Cartagena a Barranquilla, donde se hizo otro monstruo de los medios electrónicos y actualmente Campo Elías Terán y Eugenio Baena, nuevos íconos vivientes de un periodismo caluroso y enérgico. Porque así como es la ciudad, es el medio, caliente y picante. Meporto dejó varios libros escritos sobre Series Mundiales de Béisbol, Rocky Valdés y un tema que cayó como anillo al dedo: “Periodista sin periódico”, que sigue vendiéndose en la Heroica. Los registros magnetofónicos nos pondrán más al día de las peleas de Valdés que las de Kid Pambelé, con quien tuvo serias diferencias por sus manejadores y entrenadores. Recordemos que Meporto también, fuera de periodista, se declaraba entrenador enterado. Era palabra absoluta. Por ello no perdonó muchas cosas en el campamento de su paisano, el Pambelé.

Oscar Restrepo, O.R., Miami [oscartrapito@yahoo.com]
Quedará estampado su nombre entre los grandes de Cartagena y Colombia, no solo en periodismo escrito. En la radio, Meporto fue toda una institución porque cuando hablaba, sabia a que se refería. Inclusive cuando le tocó inventar nombres, rivales, peleas, resultados. Tenia una palabra fácil que encantaba. Por ello siento más que merecido el reconocimiento que hoy se le hace en este blog, donde se habla más de la gente del fútbol que de otros deportes. Pero Meporto no es una excepción siendo uno de los mejores en la pelota caliente y en los puños.


EMPIRISMO PURO
Giovanny García, G.G., Madrid, España [garciagiovanny@hotmail.com]
Hay que decir que Melanio no hizo a nadie en el periodismo. Fue su gran defecto porque no tuvo tiempo para enseñar: se hizo solo, y muy solitario trabajó siempre. Solo lo acompañó su narrador, unos años al comienzo Édgar Perea en las trasmisiones nacionales e internacionales y luego vio que el negocio estaba en las ventas de publicidad locales en Cartagena con el béisbol semanal de allí y formó la dupla más exitosa del béisbol en la costa con Napoleón Perea Castro, también ya fallecido. Fue una dupla inolvidable. Los escuchaba todo el mundo, tanto en béisbol como en boxeo, dominaron a finales de los 70 y los 80 todo el espectro con Caracol en Cartagena a través de la famosa Radio Bahía, ya desaparecida por el slogan macro de Caracol. Los más veteranos crecieron bajo la influencia de la extraordinaria narración de Napoleón Perea cuyas expresiones “la bola pica y se extiende” , “a eso no le llega nadie” y “yo no me poncho porque tomo ….o uso” (esta última estaba rematada por el anunciante de turno) se hicieron tan familiares que se convirtieron en dichos populares; además escuchar a Perea Castro era casi como estar en el estadio y su narración impecable era complementada maravillosamente por el acertado comentario del gran Meporto, técnico y científico del deporte de los reyes.


PAREJA CON EUGENIO BAENA

G.G. Los más jóvenes (como siempre ocurre) buscaban otras alternativas y la encontraron en la voz de Luís Alberto Payares ,(mi amigo de muchos años desde Todelar en Cartagena y quien fue el sucesor de Napoleón en la sintonía) un locutor que llegó de tierras cordobesas donde dirigió varias emisoras , buscando nuevos horizontes y sobre todo con la ilusión de obtener mayor reconocimiento a sus indudables condiciones como narrador y se quedó en Cartagena en donde formaría pareja con Eugenio Baena Calvo (cuando este empezaba también en Todelar), otro inquieto joven que incursionaba tímidamente en el comentario deportivo y de la mano de Payares se haría la figura del periodismo que actualmente es. Luis Alberto fue el amo después de Napoleón y llegó hasta la gerencia de Todelar por muchos años y pudo llevarse por algunas temporadas a Meporto nuevamente a la cadena de los Tobón.

REPRESENTANTE DE BOXEADORES

G.G. Sin embargo, ya el viejo Melanio se dedicaba más a sus negocios de representante de boxeadores y solía escribir en el Diario de la Costa como siempre. No tenia mucho tiempo de más hasta que falleció en el 2000…Melanio no puede decirse que dejó discípulos aunque grandes y muchísimos amigos, y quienes le aprendieron lo hicieron de oídas como Eugenio Baena; posteriormente surgirían y llegarían a una copiosa audiencia (a muchos los conocí cuando fui director y subgerente en Medellín porque les pude colaborar en sus trasmisiones para la Costa en diversos campeonatos de béisbol y boxeo hechos en mi ciudad);Payares o Baena se fueron rodeando de figuras jóvenes y talentosas como Freddy Jinete Daza, Robinsón Suárez, Emiro Bertel Torrente, Edwin Marsiglia Jaraba y Mike Fortich Rodgers, entre otros, logrando así captar su propia y muy numerosa hinchada que seguiría sus transmisiones con avidez y que hoy los mantiene en el curubito como los verdaderos sucesores de Meporto Ariza….. Hoy ya Napoleón Perea y Meporto no están: el primero sufrió hace varios años un infarto fulminante mientras departía alegremente; Melanio por su parte, se fue en el 2000 con 76 años de edad, luego de luchar contra una penosa enfermedad.

COMPETENCIA DE MEPORTO

G.G. Luís Alberto Payares se encuentra pasando momentos difíciles ya que padece de una enfermedad progresiva que le afecta el movimiento y ha mermado sus capacidades: en sus últimas transmisiones en una emisora independiente, hizo dupla con otro grande como lo es Walberto Ahumedo Sierra…..le deseo de corazón a la distancia la más pronta recuperación al último gran barón de relato costeño, sin duda alguna…Me quedo con el recuerdo de esos grandes amigos, encabezados por Meporto, el mejor de todos en cuanto a análisis y profundidad…Lector empedernido, buen oyente de lo que le interesaba, y todo un autodidacta y empírico (en la costa en esos años no se estudiaba la carrera de periodismo) pues nunca fue a la Universidad, se hizo periodista con la vieja máquina de escribir y el teléfono para indagar…Luego la grabadora, cuando ésta fue su herramienta, y se le vio siempre en los ring del boxeo como el reportero más audaz y preciso…cuando terminaba una pelea, el se veía en el ring entrevistando al campeón colombiano de turno…gran reportero y conocedor profundo de sus deportes, saco jugó a cada trabajo periodístico…Luego cuando se separa de Edgar Perea, el negro aprovecha para hacerle año al terminar cada pelea y era el primero en saltar al cuadrilátero para entrevistar al campeón y eso se veía en la Tele..o se colocaba adelante en primera fila para que las cámaras lo registraran alguna vez dentro de las trasmisiones internacionales…Luego fue Eugenio Baena quien corría y saltaba como loco para llegar primero a entrevistar al ganador. Era la lucha por la sintonía que tenia antiguamente Melanio y que fue perdiendo a mediada que se hizo viejo.


NADA DE FÚTBOL G.G. Mientras en fútbol la lucha se hacia con los tribuneros en aquellas épocas y se peleaba por hacer shows que captaron oyentes masivamente, lo mismo sucedió en el ring con el boxeo o en los “box” con el béisbol…eran otras formas de hacer periodismo y de ser primero…Nunca habló de fútbol: una vez por coincidencia en un debate de Todelar (por allá en el 84) llegó a hablar de los problemas de Rocky Valdés con aquello de su vida privada y que se quería comparar con Pambelé y cuando Javier Giraldo desde Manizales le habló de fútbol y la Selección Colombia (que en ese entonces dirigía Gabriel Ochoa), Meporto dijo: “Javier estoy en un país de fútbol pero poco caso le hago…sigo como todos los aficionados a la selección, pero poco sé de un deporte que a mí no me llenó″….y ahí terminó el debate….Melanio, genio y figura hasta la sepultura como reza el refrán, fue más que un amigo y un comentarista: Un gran señor y un gran profesional…Paz en su tumba siempre, amigo Meporto..






Tomado de : BLOG CAPSULAS EL COLOMBIANO
Publicado por Jcap2 @ 13:55 | 0 Comentarios | Enviar
Algunas fotografías e información utilizados en esta página han sido tomados de fuentes electrónicas y hemerográficas, si existe alguna inconformidad en cuanto a propiedad o derechos de los mismos serán retirados inmediatamente. Comentarios o aportaciones favor dirigirse al correo: johncap@gmail.com